ElHeraldo.hn »  Al Frente
3 de 4 en Al Frente  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

A renovar nuestra vida; a buscar a Jesucristo

Eso es lo que recomienda Óscar Osorio, predicador laico al servicio de la Iglesia Católica, para conmemorar la Semana Santa, fecha en la que se recuerda, los últimos días de Jesús en la tierra
16.04.11 - Actualizado: 16.04.11 08:40pm - mario cerna: redaccion@elheraldo.hn

   Imprimir  Enviar

Tegucigalpa,

Honduras

Oscar Osorio es predicador laico al servicio de la Iglesia Católica y analiza el significado de la Semana Santa y los cambios que han habido en torno a esta conmemoración en los últimos años. Osorio lamenta cómo el consumismo ha venido a tergiversar el verdadero significado de la época.

Este católico es asesor educativo familiar, dirige la escuela de evangelización arquidiocesana, y presenta los programas de televisión “Descubrir y diálogo en fe”, que transmite canal 48. Aquí su mensaje para los hondureños con motivo de la conmemoración de la Semana Mayor:

¿Qué importancia reviste esta semana para la feligresía católica?

Es una semana de interiorización de reflexión, de evaluación personal siempre en torno a la vida de Jesús. Lamentablemente pensamos más en el placer, en disfrutar, y tiene que ser lo contrario, para hacer un examen de introspección, de conciencia y evaluar nuestra cercanía a los principios de la fe, adentrarnos en el mundo de la gracia de Dios, porque necesitamos conversión.

Muchos consideran que esa visión, de lo que debería ser la Semana Santa, se ha ido perdiendo, ¿qué opina?

Hace falta humildad de parte del ser humano, nos hemos creído que somos dioses, que todo lo podemos, que todo lo sabemos, pero no es así, el ser humano experimenta su propia fragilidad en la medida que se va separando más y más de Dios. Esta semana es un volver a Dios. Es cierto, tiempo atrás todavía había una mayor solemnidad a estos días de Semana Santa. Lamentablemente el ser humano de hoy ha pretendido descartar a Dios de su vida.

¿Hay alguna responsabilidad de la Iglesia?

La Iglesia se tiene que replantear, el documento de “Aparecida”, que es la Quinta Conferencia del Episcopado de América Latina, que hace una seria revisión de lo que ha hecho la Iglesia en el continente y nos habla de que tiene que haber un nuevo pentecostés, eso significa ser más evangelizadores, más auténticos, más fieles a los principios del evangelio a la enseñanza de Jesucristo.

¿Qué implica este replanteamiento?

La Iglesia se replantea evangelizar, el convertir hacia adentro de la Iglesia, por ejemplo, aquellas personas que van a ir a procesiones, que hacen el Vía Crucis, que van a la eucaristía, pero que no nos asegura que son cristianos, van a ir por ir, a ellos hay que reconvertirlos. Pero la evangelización a lo interno de la Iglesia también exige conversión al sacerdote, al obispo, a la religiosa y a los laicos. Entonces, este tiempo de Semana Santa es para conversión interna y para salvación hacia la sociedad que está desorientada.

¿Qué cosas son las que más nos alejan de Dios?

Creo que el consumismo, el pensar solo en tener y olvidarnos del ser.

La Iglesia hace hincapié en que este es un tiempo de reflexión, pero ¿cómo lograr esa reflexión? ¿cómo encontrarla?

En primer lugar los medios de comunicación debemos de usarlos para edificar una nueva sociedad, para que el ser humano entienda que no es Dios, que necesita arrepentirse, replantearse la vida en sociedad. La homilía en las iglesias, las predicaciones, el diálogo persona a persona, son medios también para hacer esa reflexión.

A nivel gubernamental se ha promocionado la Semana Santa como época idónea para hacer turismo interno ¿qué impacto tiene ese tipo de mensajes?

Esta es mi opinión, no de la Iglesia, esto de fomentar el turismo interno es una de las más grandes mentiras. Ante una sociedad que tiene un ingreso económico tan bajo es difícil hacer turismo interno.

El ser humano es capaz de reflexionar en cualquier parte donde se encuentre, en la playa, en su casa, bajo un árbol, lo importante es que se abra, pues en ese momento pueden ocurrir cosas maravillosas en su interior, pero cuando hablamos de ese bendito turismo interno más va a la tendencia de gastar, endeudarse y emborracharse. Todo esto no promueve a la persona, sobre todo porque hay una tendencia muy marcada al consumismo.

Con este panorama, alejados de Dios, ¿qué puede implicar para los niños y jóvenes? ¿Qué se debe hacer?

Definitivamente ellos son la población más voluble, los principales protagonistas para que un ser humano se desarrolle en esta etapa de la vida son sus padres. Por lo tanto, en esta Semana Santa ellos deben replantearse el trabajo de papá y mamá, nadie puede dar de lo que no tiene, si un papá o una mamá no oran, no van a la iglesia, no profesan la obra de Cristo, va ser muy difícil que sus hijos aprendan a querer al Señor, a pedir perdón a vivir la una vida en principios. Por otro lado el gobierno debe tener una visión de trabajo que inculque moral y espiritualidad en la vida de los niños, y la Iglesia tiene que mejorar el trabajo de catequesis y evangelización.

Una reflexión final para esta Semana Santa. El llamado final es el llamado de la palabra, a convertirnos, a arrepentirnos de nuestros pecados, a dejar el mal, a ser lo que dice Pablo ‘vencer el mal a través del bien’. Esta semana es para abrirnos a la palabra de Dios para forjar una familia nueva, un matrimonio nuevo, una sociedad diferente, a eso nos llama la palabra, a eso nos convoca la Iglesia y a eso les invito, a encontrarnos con Cristo y a renovar nuestra vida.

Más noticias

ElHeraldo.hn »  Al Frente
3 de 4 en Al Frente  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



Óscar Osorio atendió a EL HERALDO en su oficina donde ofrece consejería matrimonial y charlas a jóvenes.
Óscar Osorio atendió a EL HERALDO en su oficina donde ofrece consejería matrimonial y charlas a jóvenes.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

TODOS LOS TITULOS DE ESTA SECCION

» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014