ElHeraldo.hn »  Vida
6 de 7 en Vida  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

El Guancasco

¿Cuántas veces hemos visto un guancasco? Tal vez ya es tiempo de hacerlo…
26.12.08 - Actualizado: 26.12.08 05:33pm - Arturo Sosa: arturo.sosa@laprensa.hn

   Imprimir  Enviar

Tegucigalpa,

Honduras

Al arribo de los conquistadores, en 1502, el pueblo lenca era el mayor grupo indígena en Honduras. Ocupando una buena parte del territorio, los lencas se encontraban divididos en cuatro grandes grupos, todos hablantes una misma lengua, con ciertas variaciones culturales.

Dadas estas diferencias, era imposible evitar conflictos entre ellos. Para mantener la paz se desarrollaban alianzas temporales que facilitaban la convivencia. Estas alianzas prehispánicas sobrevivieron a la invasión europea fusionándose con la nueva religión, lengua y costumbres.

En la actualidad, estas alianzas entre dos pueblos denominadas guancascos, consisten en las visitas recíprocas de los santos patrones religiosos de las comunidades.

En fechas pasadas, tras subir a la cima de la montaña de Celaque, me quedé un par de días más para poder presenciar el guancasco entre los habitantes de Gracias, Lempira y los pobladores del antiguo asentamiento indígena de Mexicapa. Los Gracianos, conocidos como "villanos" por provenir de la "Villa de Gracias", llevan la imagen de San Sebastián en una larga procesión hasta el ahora barrio de Mexicapa, para que visite a la Virgen de Santa Lucía.

La procesión la encabezan autoridades religiosas del pueblo; figuras sobrevivientes de antiguos sistemas de mando, como el mayordomo. Junto a él, danzantes, negros y un monarca, caminan bailando mientras recitan antiguos diálogos escritos hace cientos de años atrás. El Músico ejecuta, ya con violín o con guitarra, piezas musicales traídas de una Europa lejana en el tiempo. Y aunque el ruido de los cohetes y de la multitud dificulta escuchar con claridad, es innegable que todavía existe una tradición que representa el sincretismo de dos razas.

Tras la llegada de San Sebastián viene la misa y en los exteriores los danzantes bailan de felicidad una vez más. Más tarde, cuando la noche alcanza su madurez, los participantes de la ceremonia por ambos pueblos, pasan al "encierro"; una especie de fiesta bailable no abierta al público, en donde se come y bebe hasta el amanecer.

Al día siguiente, nuevos bailes se realizan en honor de las principales autoridades de Mexicapa, quienes en retribución, convidan a los danzantes de Gracias a un delicioso plato de estofado, una delicia gastronómica propia de la zona.

El Guancasco dura alrededor de cuatro días, hasta que San Sebastián se despide de Santa Lucía y regresa a su hogar. ¿Por qué son importantes los guancascos? La razón es muy sencilla: porque nos identifica como hondureños y nos vuelve únicos en el mundo. Y esto, en un mundo en crisis económica, no tiene precio.

Feliz Año Nuevo!

Más noticias

ElHeraldo.hn »  Vida
6 de 7 en Vida  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



Los niños se convierten en los danzantes aprendiendo la tradición desde chicos y conservando una herencia de siglos de antigüedad.
Los niños se convierten en los danzantes aprendiendo la tradición desde chicos y conservando una herencia de siglos de antigüedad.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 

TODOS LOS TITULOS DE ESTA SECCION

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014