ElHeraldo.hn »  Tegucigalpa
4 de 4 en Tegucigalpa  «ANTERIOR  

Niños que viven en zonas de riesgo han perdido la sonrisa

Los más pequeños que residen en los 128 barrios y colonias vulnerables son quienes pagan la cuota cuando llegan las emergencias. Autoridades no tienen un plan para atenderlos de manera integral
29.06.09 - Actualizado: 29.06.09 07:47pm - Nolvia Eguigure : nolvia.eguigure@elheraldo.hn

   Imprimir  Enviar

Tegucigalpa ,

Honduras

“Va a llover”, tres palabras que le quitan el aliento a Cristian Vaquedano. A sus 10 años de vida, el pequeño ha vivido de cerca la desgracia, el invierno ha estado muchas veces a punto de arrebatarle su hogar.

Unos nubarrones en el cielo hacen que el niño levante su mirada triste al cielo como rogando a Dios que la lluvia que amenaza con caer busque otro lugar lejos de la colonia Soto, donde reside junto a su familia.

Cristian, al igual que decenas de menores que residen en los 128 barrios y colonias de la capital ubicados en zonas vulnerables, son las mayores víctimas de las emergencias.

Ver cómo sus padres deben salir presurosos tomando de sus casas solo lo que llevan puesto para tratar de preservar la vida, les ocasiona un “shock” emocional difícil de borrar.

Lucha con la naturaleza

Como Cristian estos menores no sueñan con juguetes caros, sino con un techo seguro del que no tengan que salir corriendo cada vez que llueve.

“Siempre he tenido miedo cuando se acercan las lluvias en la capital porque viene la gente de la Alcaldía y nos lleva a un albergue donde estamos por unos días pero después tenemos que regresar a la casa porque mis papás no tienen dinero para comprar un terreno en otro lugar, dijo con el rostro compungido el pequeño.

No tener un techo seguro que los cobije ha empezado a quitarles el sueño a estos niños y a muchos la llegada del invierno amenaza con borrarles la sonrisa.

Emy Zepeda y sus 5 hermanitos residen en el barrio El Edén, estos niños ya saben lo que significa para los suyos cuando empieza a llover.

“Hace días nos vinieron a sacar, sin decirnos por qué, solo que había peligro y que no podíamos vivir aquí, pero mis papás reconstruyeron las paredes de nuestra casa y volvimos”, narró la menor.

Las medidas

El drama psicológico que viven estos niños debe ser preocupación de las autoridades.

Según María Artiles, catedrática de la Facultad de Psicología de la Universisad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), los primeros síntomas del estrés post traumático que sufren los más pequeños es un marcado apego a los padres, sobre todo a la mamá.

Muchos se quedan en silencio como si no pudieran hablar, pierden el apetito y los deseos de jugar, no quieren ir a la escuela y les da mucho sueño.

Artiles informó que en la Facultad de Psicología hay profesionales capacitados para brindar apoyo en momentos de desastres naturales.

Estos trabajan con el apoyo de alumnos de último año dando asistencia a instituciones que lo requieran.

“La UNAH cuenta con profesionales que pueden dar asistencia a los menores, lo que se requiere es un trabajo con las autoridades involucradas para que realmente se haga algo por ellos. Pero al final solo se habla de traslado a los albergues pero no se preocupan por la parte psicológica", detalló Artiles.

Y es que las recomendaciones de los expertos son tendientes a evitar que los niños entren en pánico.

El primer paso es hablarles con la mayor claridad del caso y no ocultarles información.

Lo que sigue es que en las casas se cuente con un plan de emergencia.

En caso de sismo o deslizamiento de tierra ellos deben saber las rutas de evacuación y si los menores son trasladados a los albergues, se debe tener un rol de actividades que les permita saber lo que está pasando o lo que podría ocurrir.

También es importante que se les brinden charlas informativas sobre la actual situación para no crearles falsas expectativas.

Además de ofrecerles cuidados especiales dentro del refugio temporal para evitar que estén expuestos a maltrato o en el peor de los casos, abuso sexual.

Las autoridades de la Alcaldía Municipal afirman que aunque no es fácil, cuando se realizan evacuaciones en las zonas de riesgo, se le da prioridad a los niños.

Soledad Ramírez, coordinadora de la unidad de Proyección Social de Alcaldía dijo que “sabemos del trabajo especial con los menores en zonas de riegos, se les debe brindar una atención integral, por ello es urgente contar con personas expertas en el ramo que atiendan a estos niños”.

La mayoría de los pequeños no son conscientes de lo que ocurre, pero cada vez que llueve se borra la sonrisa de su rostro y se preparan para escuchar una frase: “debemos salir, aquí corremos peligro”.

* La cifra: 5 menores conforman el núcleo familiar de las zonas en situación de riesgo en la capital, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Más noticias

ElHeraldo.hn »  Tegucigalpa
4 de 4 en Tegucigalpa  «ANTERIOR  

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



Cristian Vaquedano y sus cinco hermanos viven un futuro incierto en una zona de riesgo, pero no pierden la esperanza de tener un hogar seguro.
Cristian Vaquedano y sus cinco hermanos viven un futuro incierto en una zona de riesgo, pero no pierden la esperanza de tener un hogar seguro.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

TODOS LOS TITULOS DE ESTA SECCION

» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014