¿Intestino perezoso?

Te decimos cómo solventar este problema en un dos por tres...
ElHeraldo.hn

Honduras

13.05.2010 - Abril Urbizo Vivas - abril.urbizoSPAMFILTER@laprensa.hn

   Imprimir  Enviar

Una mala digestión no solo afecta tu salud, también influye directamente en tu peso. Provocando casi nula la perdida de este, todo a causa de un intestino perezoso.
Parece que este haragán del organismo ha tomado fuerte popularidad en los últimos años, ya que una de cada cinco personas padece de intestino perezoso o colon irritable.
Existen una serie de factores que influyen para que puedas padecerlo, pero también existen cientos de soluciones no solo para controlarlo, sino para evitarlo. En Mía te decimos cómo lograr una digestión óptima y olvidarte del estreñimiento logrando como un plus la perdida y mantenimiento de peso.

El culpable: el estrés
Cuando los nervios hacen de las suyas el organismo puede presentar trastornos que deterioran la salud, principalmente en personas mayores, quienes deben aprender a controlar sus estados de ánimo. El estómago no se libra de riesgos, e incluso parte de este se rehúsa a trabajar en respuesta a la irritación que llega a sufrir.
Los especialistas gastroenterólogos señalan que el colon tiene la estructura nerviosa más pobre de todos los órganos del humano, razón por la que no tiene cómo manifestar sus problemas; es por ello que las personas se dan cuenta de la anomalía solo cuando existe alguna señal y el daño tiene cierto avance.
El padecimiento más frecuente del colon es la inflamación, que recibe el nombre de colitis, debido al consumo excesivo de alimentos con alto contenido de grasa o irritantes, así como alcohol, tabaco o bebidas gaseosas. Un problema más que enfrenta este órgano es cuando se niega a trabajar, lo que también se conoce como colon espástico o irritable, o bien, intestino perezoso.

¿Se niega a trabajar?
Aunque no se ha establecido por completo el origen de esta enfermedad, se supone que es debida a la presencia de varios factores:

A. Psicológica. Para algunos médicos es la causa principal, ya que las personas que la padecen, por lo general, sufren estrés, depresión o ansiedad.

B. Abuso de laxantes. Esta costumbre también refleja una preocupación, a veces obsesiva, por no aumentar de peso.

C. Parasitarios. Por invasión de gérmenes que se alojan en el intestino grueso.

D. Hábitos alimenticios. Una alimentación desordenada y el exceso de sodas, té, coliflor, brócoli, repollo y frituras también provocan una falla en tu intestino.

El funcionamiento normal del colon se basa en movimientos que le dan la característica de firmeza, al tiempo que sirven de impulso para promover la salida de la materia de desecho. Entonces, al manifestarse espástico, dichas ondas son irregulares e incoordinadas, lo que perjudica el avance de la materia fecal a través del intestino.
El síntoma principal es estreñimiento, aunque también puede haber manifestaciones de diarrea, dolor constante de cabeza, espalda y abdomen. No es raro que haya dolor al defecar, además de náuseas leves, flatulencia, hinchazón del vientre y pérdida del apetito.
Las mujeres son las que lo padecen en mayor medida (en proporción de dos por un hombre enfermo), y las personas de la tercera edad, debido a toda una vida de malos hábitos alimenticios o por la falta de ejercicio, lo que estimula el normal funcionamiento de los intestinos.
En la mayoría de los casos, el colon irritable persiste durante toda la vida, alternando períodos de mejoría con otros donde empeora.

Señal de peligro, ¿cómo reconocerlo?
Cuando el colon tiene la condición de espástico y se padece estreñimiento, los desechos tóxicos se van absorbiendo a través de las paredes intestinales hacia la corriente sanguínea y de allí se van depositando en los tejidos. Las toxinas acumuladas en estos aumentan al grado de iniciar una destrucción celular. Por otra parte, la digestión se realiza de manera incorrecta y los nutrientes son parcialmente digeridos.
Para efectuar el diagnóstico se suelen realizar pruebas como radiografías, enema contrastado (se impregna el colon de tinta especial a través del recto para conocer su condición) y análisis de materia fecal. La colonoscopía ayuda igualmente a determinar el estado del órgano, así como para descartar que se trate de otro tipo de problema (como cáncer en la zona), pues los síntomas pueden confundir a médico y paciente.

¡Qué se ejercite!
El ejercicio es vital para lograr el óptimo funcionamiento de tu intestino. Caminar de 20-30 minutos tres veces por semana estimula el tránsito intestinal, además la natación y la bicicleta también te beneficiarán.
Es importante llevar una dieta equilibrada, el aporte de fibra debe de ser de 30 gramos diarios, los cuales se consiguen ingiriendo de 2 a 3 piezas de fruta, un par de raciones de verdura y cereales integrales. Sin olvidarnos de las dos raciones de legumbres semanales.
Los frutos secos son los que mayor aporte de fibra proporcionan (12-16g/100g), aunque no conviene abusar de ellos, al ser muy calóricos y pueden resultar indigestos. Por otra parte, las ciruelas pasas estimulan la actividad de los músculos del colon.

Bajo la lupa
1. Los medicamentos no curan el colon irritable, solo mitigan los síntomas, de manera que se prescriben laxantes suaves (cuando hay estreñimiento), antidiarréicos, (si hay diarrea), antiespasmódicos si el paciente padece dolores abdominales, tranquilizantes si sufre ansiedad, nervios o estrés, o bien, antidepresivos si la causa es depresión.

2. En muchos casos, el problema mejora si se incluye en la dieta alimentos ricos en fibra, ya que esta aumenta el volumen de la masa durante su recorrido por el tubo intestinal, lo que facilita su tránsito. Las frutas como la papaya y la manzana son alimentos mágicos para combatir el estreñimiento, contrario a la sandía, que lo complica.

3. En cuanto al pan integral y los cereales, sobre todo el salvado de avena, tienen alto contenido de fibras que deben formar parte de tu dieta básica. Algunos especialistas aconsejan evitar los carbohidratos, pero hay que enfatizar que más que una dieta, debes de buscar un estilo de vida relajado y un ambiente de tranquilidad.

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 

   Imprimir  Enviar

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ElHeraldo.hn
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes hondureñas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electronico confirmando su publicación.


Galería de Fotos

Te decimos cómo solventar este problema en un dos por tres...

NOTAS RELACIONADAS

» 
¿Intestino perezoso?
» 
¿Intestino perezoso?
» 
¿Intestino perezoso?

Todos los títulos de esta sección

» 
A prueba de todo
» 
“Mis amigos y yo”
» 
Brillas como el oro
» 
Todo viene en mini

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014