¿Qué opinas? ">
ElHeraldo.hn »  Vida
2 de 5 en Vida  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

La Montaña de la Flor

Allá lejos, en las altas montañas de Francisco Morazán, un pueblo indígena adopta nuevas formas de pensamiento… ¿Evolución o extinción?
04.03.11 - Actualizado: 05.03.11 01:05pm - Arturo Sosa: arturo.sosa@laprensa.hn

   Imprimir  Enviar

Tegucigalpa,

Honduras

El pueblo tolupán se encuentra agrupado en cerca de 28 tribus, ubicadas en seis municipios dentro del departamento de Yoro y en los municipios de Orica y Marale, en el departamento de Francisco Morazán. De todos ellos, solamente los que habitan en la Montaña de la Flor, en el municipio de Orica, conservan todavía el lenguaje y parte de las costumbres y valores que los caracterizan como pueblo.

Regidos por una economía de subsistencia, los tolupanes sobreviven gracias a lo poco que cosechan, la cacería, pesca y la artesanía de canastas de carrizo o uyaste, como la llaman ellos. Para ellos, producir más de lo que se necesita para comer no funciona.

Cada tribu se compone de pocas casas, sin cercas ni muros entre ellas que delimiten la propiedad. Hasta hace pocos años atrás, la vida en la comunidad era regida por un cacique, autoridad suprema que regulaba todos los actos de sus miembros. Hoy, todo ha cambiado. Aires de modernidad derriban las costumbres y la lengua de este antiguo pueblo.

El origen del tol, la lengua del pueblo tolupán, viene desde muy lejos en la distancia y en el tiempo. Para algunos investigadores, el tol está emparentado con la familia otomangue del oeste de América del Norte. Si esta relación es cierta, es muy probable que los tolupanes llegaran a estas tierras hondureñas hace unos 5,000 años. Esto los ubicaría, indudablemente, entre los primeros pobladores de Honduras, mucho antes que los mayas de Copán.

Buscando en Internet, encontré este párrafo: "Por los rasgos históricos y etnográficos disponibles, se deduce que los tolupanes, durante la época prehispánica, constituían un grupo cazador-recolector que se dispersaba por una amplia región y que su replegamiento hacia zonas más abruptas del interior de la plataforma caribe de Honduras se debe a la captura y explotación de que fueron objeto por parte de los conquistadores".

Interesante…

Sin embargo, una nueva era se avecina para los hombres del tol; la globalización. La luz eléctrica ha llegado a la Montaña de la Flor y con ella, nuevas ideas contenidas en una cajita con colores brillantes: la televisión. Portando imágenes tentadoras de culturas ajenas, los jóvenes aprenden patrones de comportamiento tan distantes como exóticos. Transculturización le llaman algunos entendidos

Por otro lado, misioneros religiosos extranjeros y nacionales han construido casas modernas en las aldeas y pregonan nuevas costumbres y dioses (los mismos de siempre), ataviados con camisetas con letreros en inglés y con mocasines de plástico. Ahora los tolupanes usan también mocasines de plástico. Y camisetas con leyendas en inglés.

¿Desaparecerá el pueblo tolupán?… ¿Evolución o extinción?… ¿Qué opinas? Mientras tanto, vale la pena preguntarse: ¿se extinguirá el tol? Parece inevitable que culturas más fuertes dominen a las más débiles. Yo creo que debemos rescatarlo.

Más noticias

ElHeraldo.hn »  Vida
2 de 5 en Vida  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



Un cazador tolupán apresta la cerbatana para cazar aves en la montaña.
Un cazador tolupán apresta la cerbatana para cazar aves en la montaña.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

TODOS LOS TITULOS DE ESTA SECCION

» 
» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014