ElHeraldo.hn »  Al Frente
1 de 1 en Al Frente  

FF AA salvadoreña comete excesos en la frontera con Honduras

Tres connacionales fueron rapados por militares de ese país. A un compatriota se le decomisó el auto.
21.08.11 - Actualizado: 21.08.11 10:28pm - Mario Cerna: mario.cerna@elheraldo.hn

   Imprimir  Enviar

Estancias, Santa Ana, La Paz.,

Honduras

Los ojos de Antonio Iván López toman un brillo inusual cuando comienza a relatar su historia.

Durante toda la plática con EL HERALDO se mostró sonriente y jovial, pero cuando se le pidió compartir lo ocurrido al otro lado de la frontera, en El Salvador, el porte de Antonio cambió radicalmente.

Él, al igual que otros connacionales, ha sido víctima de abusos de elementos de las Fuerzas Armadas (FF AA) de El Salvador, excesos confirmados por un informe de la Cancillería hondureña en poder de este rotativo.

EL HERALDO realizó una gira por aldeas y municipios fronterizos de tres departamentos del país, que en el pasado estuvieron en disputa con El Salvador, para conocer qué ha pasado con estos territorios a casi 19 años de haber sido ratificados como hondureños por la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, Holanda.

Los lugares visitados fueron Estancias y Nahuaterique, en Santa Ana, La Paz; Santa Ana, Colomoncagua, Intibucá; y La Costa de los Amates, Alianza Valle.

Cierre de fronteras

Antonio tiene un pleito con las autoridades salvadoreñas debido a que elementos de las FF AA salvadoreñas decomisaron su vehículo y mercadería hace tres meses.

"Me lo quitaron porque me acusaron de transportar cosas ilegales (dejó entrever contrabando) pero lo que yo traía era mercadería, siempre hemos vivido de eso, por décadas, todo el mundo lo hace, la compré en El Salvador y traía mis facturas... pero ahora El Salvador no quiere que entremos a su territorio", relató. Antonio interpuso una denuncia en la Cancillería en Tegucigalpa, a la que "no le pararon bola, porque hasta el sol de hoy no me han ayudado", lamentó.

Sin embargo a partir de allí se realizaron las investigaciones y más abusos salieron a relucir.

Un documento de la Comisión Especial para Territorios Delimitados entre Honduras y El Salvador, de la Cancillería hondureña, revela que desde hace unos meses las autoridades salvadoreña incrementaron la presencia de sus fuerzas armadas hacia "puntos críticos" de la frontera que comparten ambas naciones. Los dos países comparten 374.5 kilómetros de frontera y solo existen dos pasos aduanales, El Amatillo, en Valle; y El Poy, en Ocotepeque.

Eso significa que el resto de la frontera la población se moviliza por "puntos ciegos", una práctica ancestral, incluso desde la época de la independencia colonial, por donde transita mercadería, madera y personas. Consultado al respecto, el coronel Abrahan García Turcios, presidente de la Comisión de Seguimiento de los Territorios Ratificados de la Cancillería hondureña, dijo que "El Salvador está protegiendo sus intereses, que es una decisión soberana, pero sí es cierto que se han confirmado este tipo de excesos". García Turcios detalló que los salvadoreños decomisan cualquier mercadería que supere los 500 dólares.

Sin embargo, en el informe se detalla que "es incorrecto" que los militares salvadoreños se atribuyan hacer los decomisos, porque la mercadería proviene de El Salvador y es incongruente estando dentro de territorio salvadoreño que se alegue que se trata de contrabando, cuando ni siquiera ha entrado a Honduras u a otro país.

En caso de que la mercadería ingrese a Honduras deberían ser las autoridades catrachas las que definan la tipificación de la ilegalidad y no los salvadoreños, por tanto es evidente el exceso y el abuso militar, dice el informe."Yo traía mi mercadería, me la quitaron del otro lado de la frontera, tengo un juicio en la corte de San Miguel (El Salvador) para ver si me devuelven mi carro... los militares nos trataron bien mal, a mi y a mi familia", lamentó Antonio mientras encogía los hombros en señal de impotencia. Hipólito Sánchez, líder de Estancias, calificó como "lamentable" lo ocurrido a Antonio López.

"Aquí (Honduras) no somos así, acá nosotros todos los jueves hacemos una feria de comercio, la mayoría de la gente que viene es de El Salvador, ellos se llevan mucha mercadería pero acá nadie los detiene, tampoco en El Salvador los detienen, solo es contra nosotros", relató.

El líder comunitario analizó que el accionar de los militares afecta a ambos lados. "Nosotros vendemos nuestros productos en dólares y ellos se llevan cosas que nosotros producimos más baratas, es ilógico lo que hacen solo con nosotros", amplió.

Hasta les cortan el pelo

En el documento elaborado por la Cancillería se relatan varios casos de abusos contra los hondureños, por parte de las Fuerzas Armadas de El Salvador.

Quizá el más delicado es el de tres jóvenes de una comunidad (que se omiten sus nombres y la localidad por cuestiones de seguridad) que cruzaron la frontera para participar en una feria de un cantón (aldea) salvadoreña.

Los militares les pidieron documentación, y por el simple hecho de ser catrachos los detuvieron. Dos de ellos andaban "peludos" y por eso "les cortaron el pelo a los tres", dice el documento de la Cancillería. El informe relata que a uno de ellos, el que más se opuso a la acción, le arrancaron parte del cuero cabelludo.

Consultado sobre estos reportes el coronel García Turcios dijo que "conocemos de estos casos, son lamentables porque se les han violentado el derecho humano a muchos hondureños, la situación es bien compleja, porque por otro lado El Salvador apoya mucho a las comunidades fronterizas abandonadas por décadas por los gobiernos de Honduras".

Y es que el informe de la Cancillería cuenta además de diferentes beneficios que El Salvador ofrece a los connacionales en diferentes áreas como educación, salud e infraestructura, lo que de cierta forma contradice el accionar de la milicia salvadoreña.

Otras consecuencias

Las nuevas disposiciones del gobierno salvadoreño han afectado básicamente la comunicación entre los municipios hondureños y salvadoreños.

Por ejemplo, el alcalde por ley de Colomoncagua, Intibucá, Luis Alonso Yánez Amaya, contó que "nos hemos visto afectados en los últimos meses, ya no nos quieren dejar pasar por San Fernando (punto de acceso hacia El Salvador) por nuevas disposiciones gubernamentales".

Por esta localidad salvadoreña los hondureños se desplazan hasta El Amatillo y reingresan a Honduras, por donde llegan a la capital de la República.

"Desde acá hasta Tegucigalpa son cuatro horas en carro particular, pero con esta disposición la gente se está yendo por otro lado, por La Esperanza, Intibucá, por donde un carro particular tarda ocho horas, lo que encarece los productos y, por tanto la vida de los pobladores", det

alló el alcalde por ley.

Yánez Amaya aclaró que si bien no comenten abusos de manera explícita con ellos, ven que las requisas y revisiones "son exageradas", pues "hemos usado estas fronteras por años, por décadas y ellos nunca habían hecho algo así con nosotros... dependemos mucho del comercio entre países y definitivamente nos están afectando".

EL HERALDO intentó hablar con las autoridades policiales salvadoreñas apostadas en los diferentes puntos fronterizos, para conocer de estas denuncias, pero los oficiales dijeron que los autorizados para ofrecer declaraciones estaban en la capital cuscatleca.

"Medidas responden a plan de seguridad"

El gobierno salvadoreño informó que reforzó las medidas de seguridad en la frontera que comparte con Honduras, sin embargo niegan que se estén cometiendo abusos contra los hondureños.

EL HERALDO habló vía telefónica con el presidente de la Comisión de Seguimiento Sección El Salvador, de la Cancillería de esa nación, Everardo Chicas Rodríguez, y contó que todas las acciones de los militares en la frontera responden a un nuevo plan de seguridad.

Sin embargo, negó que haya abusos y excesos de parte de las autoridades salvadoreñas, especialmente de los militares, contra los hondureños.

"Las cosas no son tanto como se están planteando, lo único es que en el nuevo plan de seguridad de El Salvador, hay cosas que no se están dejando hacer (en la frontera) como en el pasado, y eso trae algún tipo de incomodidades", defendió.

Se le preguntó sobre los jóvenes que fueron rapados y el decomiso de un vehículo por transportar supuesto contrabando y respondió que "los gobiernos han hecho investigaciones, tanto de manera conjunta como individual y no se ha logrado confirmar los extremos". "No es tanto así como se ha planteado, se pide el documento de los menores que viajan solo con un padre, y de igual forma se hace cuando se encuentra un vehículo, solo se le pide la documentación respectiva", argumentó.


ElHeraldo.hn »  Al Frente
1 de 1 en Al Frente  

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



Este es el control migratorio y militar que mantiene el gobierno salvadoreño en la entrada a Perquín, departamento de Morazán, donde también se han denunciado abusos.
Este es el control migratorio y militar que mantiene el gobierno salvadoreño en la entrada a Perquín, departamento de Morazán, donde también se han denunciado abusos.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014