Morazán, el paladín centroamericano

Vida y obra del General Francisco Morazán Quezada, el más grande hombre que ha producido Centroamérica
ElHeraldo.hn

Honduras

01.10.2011 - Nueva Acrópolis - infoSPAMFILTER@acropolishonduras.org

   Imprimir  Enviar

El gran paladín centroamericano vivió entre el 3 de octubre de 1792 y el 15 de septiembre de 1842; fue militar y político, gobernó la república Federal de Centroamérica durante el turbulento período de 1827 a 1842.

Saltó a la fama luego de su victoria en la legendaria Batalla de La Trinidad, el 11 de noviembre de 1827, desde entonces y hasta su muerte dominó la escena política y militar de las ahora cinco repúblicas.

Es reconocido como gran pensador y visionario, intentó transformar a Centroamérica en una nación grande y progresista. Durante su gestión como mandatario de la República Federal promulgó las reformas liberales que incluyeron: educación, libertad de prensa y de religión, entre otras.

Además, limitó el poder de la Iglesia Católica con la abolición del diezmo de parte del gobierno y la separación entre Estado e Iglesia. Con tales reformas se ganó poderosos enemigos, su período de gobierno estuvo marcado por amargas luchas internas entre liberales y conservadores.

Sin embargo, a través de su capacidad militar, se mantuvo firme en el poder hasta 1837, cuando la entidad federal se fracturó irrevocablemente. Lo que fue explotado por la Iglesia y los líderes conservadores unidos bajo el mando de Rafael Carrera, quien con el fin de proteger sus intereses, terminó por dividir a Centroamérica en cinco Estados.

SU VIDA. Nació en Tegucigalpa, entonces parte de la Intendencia de Comayagua, Capitanía General de Guatemala. Hijo de Eusebio Morazán Alemán y Guadalupe Quezada Borjas, miembros de familias criollas de la clase alta dedicadas a la agricultura y al comercio. Su abuelo paterno inmigró desde Córcega. Fue bautizado en la iglesia de San Miguel Arcángel, por el padre Juan Francisco Márquez.

Su educación fue en gran parte autodidacta; en 1804 ingresó a una escuela católica que se abrió en el poblado de San Francisco, en 1808 trabajó en la alcaldía de Morocelí; luego fue puesto bajo la tutoría de León Vásquez, quien le enseñó derecho civil, proceso penal y notariado. Aprendió a leer francés en la biblioteca de su tío político Dionisio de Herrera, lo que le permitió familiarizarse con las ideas vanguardistas de la época en las obras de Montesquieu y Rousseau; pudo así representar legalmente de forma empírica, los intereses de algunas personas ante el tribunal colonial.

Se casó con María Josefa Lastiri Lozano en la Catedral de Comayagua en diciembre de 1825, de este matrimonio nació en San Salvador su hija Adela, en 1838. Josefa era hija de un acaudalado comerciante español y viuda del terrateniente Esteban Travieso con quien ya tenía 4 hijos, la fortuna heredada por su esposa le permitió levantar en gran medida sus propios negocios y, por tanto sus proyectos políticos.

Luego de la independencia de la Capitanía General de Guatemala en 1821, activó en política, trabajó en el ayuntamiento de Tegucigalpa como secretario del alcalde Narciso Mallol, lo que le hizo ganar experiencia en asuntos de administración pública.

En noviembre llegó una propuesta de Agustín de Iturbide sobre la opción de que México y Centroamérica formaran un gran imperio, el asunto se puso a consideración en todas las provincias, donde generó grandes divisiones internas; Comayagua se pronunció a favor de la anexión, mientras que Tegucigalpa se opuso, Morazán al servicio de las autoridades de Tegucigalpa, inició su carrera militar luchando contra los intereses conservadores.

TESTAMENTO. El texto es la página más bella de nuestra historia. Según el expresidente Marco Aurelio Soto, en ella deberían aprender a leer todos los niños de Centroamérica.

Morazán lo dictó a su hijo Francisco, pocas horas antes de marchar al patíbulo, en medio de los gritos de odio de las muchedumbres ignorantes y fanáticas.

Morazán fue fusilado el 15 de septiembre; y a la noticia de su muerte repicaron campanas en Nicaragua y en Honduras, celebrando el triunfo de la barbarie y la opresión. Así murió el más grande hombre que ha producido Centroamérica. Con ningún otro hombre público del Istmo ha estado tan íntimamente unido el destino de la Patria Grande como con Francisco Morazán. Quiso legarnos una República centroamericana, mas las tinieblas impidieron que fuera comprendido.

DESCENDENCIA. Además de Adela, la única hija de matrimonio, quien se casó en San Salvador con el abogado hondureño Cruz Ulloa; el General Morazán tuvo en 1826 un hijo con la dama Rita Zelayandía, quien estaba casada con don Eusebio Ruiz, su nombre era José Antonio Ruiz. El 4 de octubre de 1827, nació en Tegucigalpa, Francisco Morazán Moncada, cuya madre fue Francisca Moncada, hija de don Liberato Moncada; el pequeño Francisco fue acogido en el hogar Morazán -Lastiri y acompañó a su padre en la cruzada unionista. Fue él quien tomo dictado de su padre para redactar la Proclama de David y el Testamento.

Morazán Moncada se casó en Nicaragua con Carmen Venerio y tuvo tres hijos, entre cuyos descendientes en Chinandega está la familia Calleja. No registrada, se dice que en Guatemala, el General Morazán tuvo una hija con Josefa Fuentes, de donde descienden familias como los Fuentes Mohr y el extinto presidente de Guatemala Miguel Idigoras Fuentes.

Poco antes de morir fusilado, engendró a María Ester de los Dolores Freer Escalante (llamada Lolita por su familia), nacida el 2 de junio de 1843 en San José; hija de Teresa Escalante y Ocampo, salvadoreña oriunda de Ahuachapán, quien llegó a Costa Rica como esposa del caballero inglés originario de Liverpool, Mr. William Freer Risk. Cuando ella conoció a Morazán, Mr. Freer había regresado a su patria hacía ya dos años sin haber enviado noticia alguna a Costa Rica, Teresa había quedado con sus tres pequeños hijos con medios económicos suficientes para poco más de un año, que era lo que se suponía iba a durar su viaje.

En tales circunstancias, la distinguida dama se vio obligada a instalar un hospedaje en su casa para poder subvenir el sostenimiento de su familia; ahí vivió Morazán sus últimos meses.

Mr. Freer volvió sorpresivamente cuando Lolita ya daba sus primeros pasos y sin ningún cuestionamiento la consintió como a cualquiera de sus hijos. Se casó el 20 de octubre de 1859 con el comerciante español Luis Vicente José Gargollo Díaz de Tejada, 12 años mayor que ella; tuvieron 9 hijos. Una de ellos fue la bisabuela de la genetista costarricense María Cecilia Matamoros Jiménez. Hay identificados otros 662 descendientes hasta 1991.

Lolita intuyó que, andando el tiempo, su familia entera se extendería por todas las parcelas centroamericanas y más allá de ellas; sin embargo cuando enviudó, el capital dejado por su marido terminó por agotarse, por lo que al final de sus días costuraba a mano pesados uniformes para el ejército costarricense.

El gobierno de Honduras al enterarse de la situación, le concedió una pensión vitalicia por ser descendiente directa del héroe centroamericano; ella la rechazó con dignidad y firmeza, aduciendo que aceptarla significaba manchar el honor de su madre.

¡ALTA ES LA NOCHE! El legado de Morazán está también presente en las artes. La primera obra de registro en El Salvador se titula "La tragedia de Morazán", escrita por Francisco Díaz (1812-45), dramatización de la vida del prócer; en Honduras se escenificó la obra teatral de Luis Andrés Zúniga Portillo "Los conspiradores", de 1916.

En su libro "Canto general", Pablo Neruda también rinde homenaje al "caudillo liberal" con un poema a América Central. Estatuas y bustos del general Morazán se encuentran en Chile, Panamá, México, Estados Unidos, España y toda Centroamérica.

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 

   Imprimir  Enviar

Normas de uso
Esta es la opinión de los internautas, no de ElHeraldo.hn
No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes hondureñas o injuriantes.
Reservado el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.
Una vez aceptado el comentario, se enviará un correo electronico confirmando su publicación.


Galería de Fotos

La carrera del General Morazán como gobernante comenzó el 26 de noviembre de 1827 en el cargo de jefe de Estado de Honduras, mandato que concluyó el 7 de marzo de 1829.

NOTAS RELACIONADAS

» 
Si Morazán viviera...
» 
Francisco Morazán fue homenajeado con desfile
» 
Joven perece en carretera al norte de Honduras
» 
El General Saravia murió un día antes del fusilamiento de Morazán
» 
Morazán, el paladín centroamericano
» 
Francisco Morazán
» 
El asesinato de Francisco Morazán
» 
"Morazán siempre ha estado relegado"
» 
CA busca retomar el legado de Morazán
» 
Pierde la vida por pleito de tierras en Honduras

Todos los títulos de esta sección

» 
El niño desaparecido
» 
Indígena contra indígenas
» 
El niño desaparecido
» 
Doble plaga agobia el punto más bajo de la Tierra
» 
La provincia más “rica” y “pobre” de Costa Rica
» 
“Chávez siempre ha intentado desestabilizar Colombia a través de las FARC”
» 
Artistas del grafiti se burlan de Gadafi

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014