ElHeraldo.hn »  Sucesos
8 de 9 en Sucesos  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

El “frijolarcito” macabro en Danlí, El Paraíso

Los frijoles están de miedo, no es que dan pánico y temor, sino que son los más sabrosos que don Matilde ha probado, según sus propias palabras. El panteonero, encontró trabajo y también comida en el cementerio.
20.11.09 - Actualizado: 20.11.09 09:20pm - Benjamín Martínez: redaccion@elheraldo.hn

   Imprimir  Enviar

Danlí,

Honduras

Cuando el hambre aprieta cualquier cosecha es buena. Incluso es buena la cosecha que se recoge entre las sepulturas de los cadáveres recientes.

Con esa filosofía, Matilde Montalván Rivas se apresta a recoger la segunda cosecha de un pequeño frijolar que en sus ratos libres cultiva en los predios del cementerio La Sabana, en la periferia de Danlí.

Las cosechas son buenas porque el abono orgánico que está disponible allí es inagotable, embromó Matilde, quien es administrador de ese camposanto.

Esta es la historia de un hombre humilde que se gana la vida cuidando las tumbas, cuya tierra les ha servido como el mejor abono para cultivar los alimentos que, incluso comparte con su familia y amigos.

Don Matilde relata que cuatro mujeres, propietarias de los lotes de las tumbas, le han dado permiso de sembrar allí a cambio de que él les mantenga limpio y señalados los predios.

A él le parece un trato justo y por ello cultiva con esmero su "frijolarcito" macabro.

Sabrosos frijoles

El panteonero dijo que a comienzos de mayo sembró unas cinco libras de frijoles y recogió una cosecha de unos dos medios (unas 40 libras) de unos frijoles deliciosos que compartió con unos amigos y vecinos suyos, por supuesto a todos les informó de donde venían los frijoles y la mayoría coincidió en que los porotos les supieron muy deliciosos.

Matilde dijo que no tiene escrúpulos para cosechar y comer los frijoles cultivados entre las tumbas, algunas de ellas en el suelo raso y aseguró que los muertos no lo asustan ni se enojan, sino que se alegran "porque son mis amigos".

Alguna tierra de las tumbas es mejor que otra, especialmente en la que han sido sepultados niños, algo que el panteonero aún no se puede explicar

Es por ello que don Matilde ya tiene identificados otros predios donde sembrar frijoles, eso sí, siempre que los deudos den el permiso y los difuntos su aquiescencia.

Más noticias

ElHeraldo.hn »  Sucesos
8 de 9 en Sucesos  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



En medio del cementerio La Sábana de Danlí, don Matilde Montalván cosecha los deliciosos frijoles.
En medio del cementerio La Sábana de Danlí, don Matilde Montalván cosecha los deliciosos frijoles.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

TODOS LOS TITULOS DE ESTA SECCION

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014