ElHeraldo.hn »  Sucesos
2 de 8 en Sucesos  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

Ejecutan a guardaespaldas de “El Gato Negro”

Los cuerpos de investigación de la Secretaría de Seguridad se mantienen alerta por la posibilidad de que surjan nuevos hechos de violencia.
19.04.10 - Actualizado: 20.04.10 02:34pm - Redacción: redaccion@elheraldo.hn

   Imprimir  Enviar

Tegucigalpa,

Honduras

En una operación perfecta de las bandas del crimen organizado, Juan Osorto o Héctor A. Portillo, alias "Juan Zorro" o "El Gato Negro" fue liquidado entre la noche del domingo y madrugada del lunes.

En hechos diferentes también perdió la vida su primo, de nombre Fredy Alexis Osorto Sánchez, de 29 años, y seis miembros de su cuerpo de seguridad.

La larga historia de este trágico hecho comenzó a eso de las 7:20 de la noche del domingo, cuando varios sujetos acribillaron a Fredy Alexis en una oscura calle de la colonia Las Hadas de Tegucigalpa.

Fredy cayó abatido sobre el pavimento, boca abajo. En su espalda tenía aproximadamente 16 disparos.

Los investigadores presumen que Fredy y "El Gato Negro" iban juntos cuando fueron interceptados.

En la calle fueron contabilizados 20 casquillos de bala calibre 9 milímetros.

Según las informaciones recabadas por la DNIC, Osorto se conducía en una camioneta y fue interceptado por sujetos que se conducían en al menos tres vehículos.

En la escena del crimen se escuchó decir, entre personas que llegaron a reconocer el cadáver de Fredy Alexis, que "el jefe no aparece".

Un familiar que llegó junto a otros parientes preguntó por el carro que manejaba Fredy Osorto y otro que lo acompañaba le contestó que no lo encontraban.

Luego consultó con quién andaba Osorto y el segundo le dijo: "con el jefe", pero "no lo encontramos".

Ambos sujetos no dieron pistas de quién era el jefe. Para entonces, las autoridades policiales ya sospechaban que el caso tenía vinculación con "El Gato Negro"

Un oficial de Policía que llegó a la escena del crimen en Las Hadas comentó: "Esto comienza", dejando entrever con un instinto muy particular de los policías que en las próximas horas se informaría de la muerte de más personas.

A eso de las 9:00 de la noche se especuló que había otro cuerpo en el sector de Cerro Grande y que se presumía era "El Gato Negro", por lo que equipos de investigación se trasladaron al sector para iniciar la búsqueda.

Terror en La Montañita

Horas más tarde la búsqueda concluyó con resultados negativos. Fue hasta las 11:00 de la noche cuando las autoridades policiales fueron advertidas de la existencia de al menos seis cadáveres en el sector conocido como La Montañita.

Y en efecto, la jornada de aniquilación apenas empezaba. Seis cadáveres fueron encontrados con señales de ejecución.

La escena del crimen revela tres patrones diferentes.

Aunque todos los cuerpos estaban muy cerca, por las características del hallazgo los investigadores presumen que varios vehículos y sujetos convergieron en el mismo sitio.

Un grupo del crimen organizado pudo haber traído a tres jóvenes que aparecieron con sus manos atadas. Los tres fueron acribillados y sus cuerpos quedaron en fila.

Otro grupo pudo haber traído a Santos Emilio Zúniga, un sujeto de contextura delgada, medio calvo y con nariz aguileña, tenía varios anillos de oro en sus dedos y portaba unas botas blancas de cuero con pronunciadas puntas.

De Santos Emilio, algunos investigadores afirmaron que era la persona que compró varios ataúdes para personas que perdieron la vida días atrás.

El cuerpo de Santos Emilio apareció en la otra calzada, frente a los cuerpos de los tres jóvenes maniatados.

A unos 30 metros estaban otros dos cuerpos, que pudieron ser llevados al lugar por otro grupo del crimen organizado que participó en la operación.

Uno de los cuerpos tenía en su cintura la funda de la pistola que tenía asignada.

En la escena del crimen se encontraron casquillos de armas de grueso calibre, por lo que se presume que los seis sujetos fueron raptados en diferentes puntos de la ciudad y ejecutados en las proximidades del kilómetro 15, carretera a Danlí.

Los cuerpos estaban en un desvío de tierra, a un kilómetro de la pavimentada.

Los seis sujetos fueron identificados como Marco Antonio Reyes Cruz, Marco Antonio Reyes Solís, Andrés Misael Suazo, Santos Emilio Zúniga, Daniel Alejandro Murillo y Juan Ángel Paz. Algunos de ellos tenían antecedentes penales, otros no.

La identificación de los acribillados se complicó porque fueron despojados de sus documentos personales.

Las billeteras de los seis fueron encontradas junto al cuerpo de "El Gato Negro" en la comunidad de Los Plátanos, Danlí, El Paraíso.

La escena fue dantesca. Los cuerpos de los seis hombres tenían señales de tortura y disparos certeros en la cabeza.

La mayoría de ellos perdieron la masa encefálica por la potencia del disparo. La sangre de los tres corrió varios metros por un desnivel del camino dejando un gran lago hemático.

Uno de ellos, quien vestía pantalón jean negro y camisa negra con rayas finas, tenía desecha la parte derecha de su cabeza y gran parte de la cara.

Por la oscuridad, las cuerpos de investigación tuvieron dificultades para recabar evidencias, al grado que solo era visible un casquillo de bala presuntamente de una ametralladora o fusil.

A la 1:00 de la mañana, Medicina Forense todavía no se hacía presente al sitio, así como tampoco la fiscal de turno para hacer los reconocimientos.

Hasta ayer por la tarde las autoridades policiales seguían manejando con inusitado hermetismo toda la información.

Uno de los primeros en romper el silencio fue el director de la Policía, José Luis Múñoz Licona, al advertir que las siete muertes podían estar ligadas.

A esa hora se desconocía la muerte de "El Gato Negro" en la comunidad de El Plátano.

Indicó que la actividad policial intenta establecer si las muertes fueron producto de un ajuste de cuentas entre bandas dedicadas al crimen organizado.

Algunos familiares de los fallecidos comentaron que sus parientes fueron sacados de sus casas por personas armadas y que los montaron a vehículos con rumbo desconocido.

Alerta

Los cuerpos de investigación de la Secretaría de Seguridad se mantienen alerta por la posibilidad de que surjan nuevos hechos de violencia.

Una fuente contó a EL HERALDO que la Policía Nacional ejecutó algunos operativos en horas de la noche porque tenía indicios de los secuestros, aunque no logró detener a nadie.

Las investigaciones policiales también están tratando de establecer si existe conexión entre la matanza de La Montañita, la que sucedió la semana pasada en la colonia Arnulfo Cantarero López y la de los tres jóvenes muertos en la salida al sur.

Más noticias

ElHeraldo.hn »  Sucesos
2 de 8 en Sucesos  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



Las tres víctimas que fueron maniatadas estaban juntas y tenían disparos en la cabeza. Se cree que los asesinatos están ligados al narcotráfico.
Las tres víctimas que fueron maniatadas estaban juntas y tenían disparos en la cabeza. Se cree que los asesinatos están ligados al narcotráfico.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

TODOS LOS TITULOS DE ESTA SECCION

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014