ElHeraldo.hn »  Tegucigalpa
5 de 5 en Tegucigalpa  «ANTERIOR  

La capital, hábitat de la guara roja y del venado cola blanca

En el zoológico Rossy Walter conviven 24 venados cola blanca y 6 guacamayas, mamífero y ave nacional
10.07.09 - Actualizado: 10.07.09 06:27pm - Nolvia Eguigure: nolvia.eguigure@elheraldo.hn

   Imprimir  Enviar

Tegucigalpa,

Honduras

La pequeña Fabiola Vaquedano quería palpar lo que aprendió en los libros.

La niña de 11 años, que cursa el quinto grado en la escuela Estados Unidos, descubrió que la capital se ha convertido en un hábitat para el venado cola blanca y la guara roja, mamífero y ave nacional, respectivamente, según decreto ejecutivo 36-93 del 28 de junio de 1993.

Fabiola pidió a sus padres que la llevaran al zoológico Rossy Walter, un parque que alberga varios ejemplares de estas especies.

Apenas llegó y las preguntas surgieron: ¿de verdad tiene la cola blanca?, ¿qué come?, ¿la guara roja es la misma guacamaya?
No necesitó muchas respuestas, ella misma se dio cuenta al ver a los animales que juegan libremente en el zoológico ubicado en El Picacho.

“Siempre quise visitar estos animalitos porque en mi escuela, mi maestra nos habló de ellos y me comentaba que tenían una cola blanca y nos explicó del lindo plumaje de la guara roja y yo quería saber si era cierto por eso vine con mis papás”, expresó la pequeña.

A protegerlos

En el Rossy Walter sobreviven 24 venados cola blanca y 6 guacamayas o guaras rojas, que son cuidados con esmero por ser especies en peligro de extinción.

Según Héctor Nájera, administrador del zoológico, estos se han convertido en una fuente inagotable y viva de consultas de los estudiantes de los centros educativos capitalinos.

“Dentro del zoológico contamos con un inventario, el cual se revisa todos los días. Ambas especies se han desarrollado dentro del parque donde reciben alimentación completa y una supervisión médica dos veces a la semana”, explicó Nájera.

Aunque se trata de animales en cautiverio, en el parque se han adaptado espacios que semejan su hábitat natural.

El venado cola blanca, cuyo nombre científico es Odocoileus virginianus, habita en las llanuras y sierras ricas en vegetación; prefiere salir de noche y casi siempre lleva una vida solitaria.

Este mamífero rumiante alcanza un peso promedio de 35 a 40 kilogramos y tiene una estatura de 73 centímetros, por 140 centímetros de largo, incluida la cola.

Por su parte, la guara roja es un ave de vistosos colores, de gran tamaño, pues llega a medir 79 centímetros y alcanza un peso de hasta 900 gramos. Se caracteriza por poseer una larga cola.

Su color es rojo, con una mezcla de alas amarillas; las plumas de la cola, llamadas rectrices, son azules, con dos plumas centrales color rojo.

La mayor fuerza de la guacamaya o guara roja se concentra en el pico ya que es grande y fuerte, capaz de poder fraccionar el dedo de un humano en dos partes.

Cuidados especiales

La alimentación de ambas especies no es cuestión de juego.

Según Diana Echeverría, veterinaria del zoológico Rossy Walter, se necesita de un presupuesto considerable para poder ofrecerles una alimentación balanceada.

La dieta alimenticia tanto para el venado cola blanca y la guara roja son ricas en proteínas, esta última recibe una porción de semillas, frutas, entretanto el venado dos raciones al día de vegetales y concentrado.

“La revisión juega un papel determinante para su crecimiento dado que siempre está expuesto a parasitos u otras especies”, explicó Echeverría.

Por su peculiaridad, la hembra tiene un período de gestación de 196 días, lo que equivale a 6 meses, aproximadamente y esta busca la soledad para traer al mundo a sus crías, un panorama totalmente distinto a la guacamaya, cuyo período de incubación de los huevos dura entre 21 y 28 días buscando el hueco de un árbol.

Leonardo Lanza, experto en desarrollo de estos símbolos nacionales y encargado del zoológico Reino Maya de Roatán, Islas de Bahía, explicó que el proceso de reproducción del venado cola blanca es muy lento.

El mamífero es difícil de atrapar pues es muy rápido para moverse.

Sus características peculiares como la cola blanca le sirven para tener equilibrio a la hora de comenzar la travesía.

El venado cola blanca y la guara roja son animales totalmente especiales. El macho del venado posee una cornamenta que periodicamente se le cae (cada año), tiene un olfato muy sensible y son magníficos nadadores, en tanto, la guara, su longevidad es de aproximadamente 30 años y ponen de 2 a 3 huevos y forman parejas muy unidas de por vida.

Según Lanza, el venado solo puede ser atrapado por medio de un dardo con soluciones químicas como somníferos y a las guarras por medio de redes o mallas.

Para los expertos en cuidado de estas especies, el pago por una guacamaya se registra entre 2,500 y 3,000 dólares, mientras que un Venado cola blanca es vendido hasta en 4,500 dólares.

La captura y comercio ilegal de los animales silvestres no solo constituye un delito, sino un acto de crueldad y sufrimiento hacia la fauna.

Muchas personas que compran animales silvestres o exóticos desconocen que para capturar una o dos crías de esa especie, su cazador mata al resto de la familia, y que cuando se trata de animales rescatados o decomisados de la mano de sus traficantes, cerca del 75% de los animales mueren o quedan lesionados de por vida por las condiciones en que son encontrados (mutilados, extraídos de sus nidos muy pichones, en grave estado de desnutrición y stress y hasta son adormecidos con alcohol.

* En peligro: La belleza natural del venado cola blanca y la guara roja los vuelve proclives al tráfico de animales, aumentando su extinción.

Están desprotegidos a pesar de las leyes

El Congreso Nacional de la República emitió el decreto ejecutivo Nº 36-93 con fecha 28 de junio de 1993, el cual instituye como símbolo de la fauna nacional al venado cola blanca y la guara roja.

Convirtiéndolos así en especies protegidas por las leyes nacionales. Todos los hondureños estamos comprometidos a proteger y conservar nuestra fauna nacional como un patrimonio invaluable.

La Fiscalía Especial del Ambiente realiza esfuerzos conjuntos con autoridades de otras instituciones del Estado como la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (Serna), Secretaría de Educación Pública, Policía Nacional, Fuerzas Armadas de Honduras y la Sociedad Protectora de Animales, entre otros, para frenar el tráfico de animales, en su mayoría en extinción.

Karla Duarte, presidenta de la Asociación Protectora de Animales para Honduras manifiesta que mucho o poco se ha hecho en función de salvaguardar la seguridad y el desarrollo de las especies protegidas en el país.

“No podemos olvidar que los animales necesitan leyes que los protejan, si en este momento la cárcel por tráfico de animales está siendo penado entre 2 a 3 años, las autoridades involucradas deberían de ser más enérgicas”, dijo Duarte .

La misión parece no detenerse, todas estas instituciones deben iniciar campañas conjuntas de educación y sensibilización sobre el tema, el seguimiento y sanción de los casos de tráfico, además que el Estado establezca centros de rescate y rehabilitación de la fauna nacional.

Más noticias

ElHeraldo.hn »  Tegucigalpa
5 de 5 en Tegucigalpa  «ANTERIOR  

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



El venado cola blanca es uno de los animales más visitados en el zoológico Rossy Walter.
El venado cola blanca es uno de los animales más visitados en el zoológico Rossy Walter.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

TODOS LOS TITULOS DE ESTA SECCION

» 
» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014