ElHeraldo.hn »  Tegucigalpa
1 de 6 en Tegucigalpa   SIGUIENTE » 

En auge cuarterías de la capital de Honduras por aumento de la pobreza

El fenómeno que ocurre es que más personas se están mudando de zonas de clase media baja a residir en cuarterías, porque el precio de la vivienda es inferior
20.01.11 - Actualizado: 20.01.11 07:13pm - Kelssin Vásquez: ivan.vasquez@elheraldo.hn

   Imprimir  Enviar

Tegucigalpa,

Honduras

Un estrecho haz de luz solar se filtra por el callejón de dos pisos de altura, formado entre paredes decoloradas y puertas carcomidas del mesón.

Los lazos con ropa colgada impiden que los rayos del astro rey lleguen a un piso humedecido. El olor a moho es penetrante y el de la quebrada La Orejona también.

Decenas de familias que residen en el capitalino barrio Los Jucos están expuestos durante el verano a nauseabundos olores y a un riesgo inminente cuando llega el invierno.

La familia de Mayra Janeth Aguilar, integrada por ella y sus ocho hijos, reside en dos de las más de 20 habitaciones situadas entre la planta baja y alta de esta cuartería. Una placa en el dintel del estrecho portón indica que es la casa número 1326.

Por este acceso transitan decenas de personas y ratas durante el día y la noche. El hacinamiento es más que evidente.

Los alquileres

Mayra Janeth, quien es padre y madre para cinco niñas y tres niños, expresó que el monto de la renta mensual de las habitaciones ubicadas en la planta baja es de unos 700 lempiras y las situadas en la segundo piso oscila entre los 900 y 1,100 lempiras.

Algunos cuartos tienen baño en el interior, pero otros están situados al lado de las habitaciones y tienen que ser compartidos con otros inquilinos. La ama de casa convirtió una de las habitaciones en cocina, comedor y dormitorio. En el otro cuarto duermen como pueden la mayoría de los miembros de su familia.

Inquilinos de este mesón comentaron a EL HERALDO que lidian de manera constante en contra de manadas de ratas que se introducen a los cuartos para comer los víveres, ensuciar el agua potable y morder la ropa. "Las ratas, incluso, se roban la manteca con que cocinamos y muerden nuestra ropa", comentó una inquilina del lugar.

Cuarterías en auge

Carlos David Mejía, secretario de la Dirección Administrativa de Inquilinato (DAI), perteneciente a la Secretaría de Gobernación, manifestó que el 80 por ciento de los casos que atienden en esta instancia se derivan por la falta de pago de los inquilinos.

"Celebramos al día entre ocho y diez audiencias de conciliación o sea entre 160 y 200 al mes. Al no ponerse de acuerdo las partes, recurren al Juzgado de Inquilinato para solventar sus diferencias", dijo.

Muchos de los arrendatarios optan por negociar la condonación parcial o total de la deuda a cambio de que el inquilino moroso abandone la vivienda.

Datos del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) indican que entre el último trimestre de 2008 y el mismo período de 2009, unas 180,000 personas perdieron sus empleos.

La mayor parte de las personas que se atrasan con el pago de la renta fueron afectadas de alguna manera por la pérdida del empleo de una o varias personas que integran el hogar.

El fenómeno que ocurre es que más personas se están mudando de zonas de clase media baja a residir en cuarterías, porque el precio de la vivienda es inferior.

La renta mensual de una casa de habitación en las colonias Kennedy o la 21 de Octubre oscila entre los 3,500 y 4,200 lempiras al mes. En cambio, el precio de una habitación en una cuartería en El Reparto, barrio Los Jucos o en El Pastel oscila entre los 700 y los 1,300. En algunos casos está incluido el pago de los servicios públicos, la energía eléctrica y el agua potable.

Estadísticas oficiales

El Instituto Nacional de Estadísticas (INE) expuso recientemente que existen 1,711,965 viviendas diseminadas en el territorio nacional, que albergan a 1,737,262 hogares, para un estimado total de 8,041,654 habitantes en el país.

Las viviendas tienen un promedio de 3.7 piezas de las cuales se utilizan, en promedio, 1.9 piezas para dormir. El hacinamiento se define como la existencia de más de tres personas por pieza en una vivienda, se observa que el 9% de los hogares hondureños presentan tal situación.

Este es un problema de los hogares pobres; pues existe una diferencia significativa entre el 20 por ciento de los hogares con menores ingresos y otro porcentaje igual, con mayores ingresos.

Y es que existe relación entre hacinamiento y nivel educativo del jefe del hogar. El hacinamiento es mayor cuando el jefe del hogar no tiene ningún nivel educativo (12.8%), se reduce en los hogares en los que el jefe logra el nivel secundario (4.8%) y es mucho menor cuando cuenta con educación superior (0.8%).

Más noticias

ElHeraldo.hn »  Tegucigalpa
1 de 6 en Tegucigalpa   SIGUIENTE » 

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



Debido a las condiciones de pobreza y el desempleo que sufren, estas personas tienen que vivir en el hacinamiento al no tener los recursos para alquilar una casa más grande para sus numerosas familias.
Un ama de casa se desplaza por el segundo piso de la cuartería situada en el barrio Los Jucos.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

TODOS LOS TITULOS DE ESTA SECCION

» 
» 
» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014