ElHeraldo.hn »  Tegucigalpa
2 de 8 en Tegucigalpa  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

Colegios nocturnos sin alumnos por inseguridad

Aulas de clases parecen salones de baile. Directores de institutos vaticinan que cerrarán el año con un 60 por ciento de deserción. Viceministra de Educación reconoció el problema y prometió tomar medidas
07.08.11 - Actualizado: 07.08.11 09:42pm - Ortiz/Eguigure: diario@elheraldo.hn

   Imprimir  Enviar

Tegucigalpa,

Honduras

Los sueños de superación de miles de capitalinos se ven truncados por la imparable ola delincuencial que se ríe a carcajadas de las autoridades de Seguridad.

Las ganas de salir adelante ya no bastan para enfrentar el acecho delictivo que campea dentro y fuera de los colegios en la jornada nocturna.

A poco más de cuatro meses para que concluya este año lectivo, la mayoría de colegios nocturnos de la ciudad muestran una alarmante deserción estudiantil de más del 50 por ciento.

Los salones de clase, donde en febrero se comenzaron a educar 40 alumnos, ahora se han vuelto enormes para apenas 10 o 15 que se resisten con todo a detener su superación.

Lo preocupante es que muchos directores de estos institutos vaticinan un negro final, ya que cerrarán este año apenas con el 40 por ciento de su población estudiantil.

El sentimiento de impotencia de alumnos y maestros es el mismo: la Secretaría de Seguridad ha sido incapaz de resguardarlos.

Cruda realidad

Miles de jóvenes, adultos y hasta niños se han visto obligados a tomar la decisión de abandonar su preparación.

Y es que en esta jornada estudia la gente que trabaja, cuya forma de vivir es como cargadores en los mercados, dependientas, empleadas domésticas, pequeños comerciantes, albañiles y hasta cobradores de buses.

"Paula", una joven de 22 años, alumna de primero de Bachillerato en Computación del instituto Hibueras de Comayagüela, está dispuesta a dejar el colegio antes que seguir exponiendo su vida.

"Son muchachos que se merecen una educación digna, pero la inseguridad les está arrebatando la aspiración de ser profesionales", cuestionan sus maestros.

La educación media es la más golpeada con la deserción estudiantil a causa de la inseguridad y la falta de transporte en horas de la noche. Para muestra un botón. El Hibueras inició con una matrícula de 510 alumnos, de los cuales solo han quedado 260.

"Ya llevamos más del 50 por ciento de deserción. Esto es alarmante y frustrante para nosotros como docentes", confirmó Daniel Figueroa, subdirector de la jornada nocturna del instituto.

En los últimos dos años, en este centro educativo han tenido que reducir el número de secciones, principalmente en el área de ciclo común de cultura general.

De ocho secciones que se abrían en primero, 7 en segundo y 7 en tercero, solo quedan tres por curso.

Ola expansiva

Este año, incluso, han tenido que juntar los alumnos de dos secciones. El fenómeno se ha extendido a colegios como el Técnico Honduras, donde de los 357 estudiantes que se matricularon al inicio de este año apenas permanecen 200 en los salones de clases.

En los últimos cinco años se ha reducido en un tercio la población estudiantil de este centro educativo, aseguró su director, Nelson Cálix. "En 2011 hubo un repunte en la matrícula, dado el surgimiento de una nueva carrera de computación, pero se vino abajo con la drástica deserción en ciclo común, todo por la inseguridad", detalló.

Otro de los institutos que EL HERALDO visitó en su recorrido nocturno fue el Abelardo R. Fortín. Acá la deserción no ha sido tan dramática, aseguran sus autoridades. Comenzó en el año con 432 alumnos y aún conserva 400 en clases.

Sin embargo, la falta de seguridad es una latente invitación a abandonar las clases para decenas de alumnos. "Yo quiero graduarme y vengo a clases, pero siempre mi miedo es que me pase algo de regreso a mi casa", dijo Lineth Acosta, una joven madre que cursa el segundo año de educación comercial.

La ola de inseguridad ya no se aguanta en ningún centro educativo de la capital.

Los salones de clase de los institutos Jesús Milla Selva, Abrahán Lincoln, Blanca Adriana Ponce y San Ángel parecen más salones de baile, con 10 o 15 alumnos.

Alba Luz Zelaya, catedrática de educación comercial en el Abraham Lincoln, un instituto nocturno de la colonia Kennedy, teme que el colegio tenga que cerrar, pues en la única jornada que funciona y apenas alberga 180 estudiantes.

"Tengo alumnos que viven en la posta, adelante de Los Pinos en la salida a Danlí, que se van caminando y casi a diario son asaltados. Aquí lo que hacen muchos es pagarle a un compañero que tiene un microbús para poder evadir a los delincuentes", dijo.

Según Zelaya, en las aulas donde imparte clase no hay más de 15 alumnos. "Si seguimos así vamos a cerrar, el Jesús Milla Selva, el Técnico Honduras y el Héctor Pineda Ugarte del Hato de Enmedio están igual que nosotros", detalló preocupada.

La mayoría de colegios han llegado a un acuerdo con la Distrital para adelantar 20 o 30 minutos la jornada, pues a las 9:00 PM no hay transporte para los estudiantes. Y es que son al menos 20 centros educativos que registran una alta inseguridad, donde se educan unos 15 mil capitalinos, solo en la jornada de la noche.

Muchos alumnos se han visto obligados a optar por los Institutos de Servicio de Educación Media a Distancia (Isemed) que ofrecen clases la tarde de los sábados y los domingos por la mañana. Empero para los directores y maestros de media, ha sido la lápida de la jornada nocturna, pues han venido a disminuir sus matrículas.

Más noticias

ElHeraldo.hn »  Tegucigalpa
2 de 8 en Tegucigalpa  «ANTERIOR   SIGUIENTE » 

opciones de texto  « AGRANDAR  ACHICAR » 



El salón de clases del II de Ciclo Común del Hibueras apenas ha quedado con seis alumnos. Debido al nivel de inseguridad en Comayagüela, los demás optaron por desertar.
El salón de clases del II de Ciclo Común del Hibueras apenas ha quedado con seis alumnos. Debido al nivel de inseguridad en Comayagüela, los demás optaron por desertar.

NOTICIAS RELACIONADAS

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

TODOS LOS TITULOS DE ESTA SECCION

» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 

   PUBLYNSA S.A. Todos los Derechos Reservados © 2014